20 nov. 2012


Psicología Positiva y Gerencia: un paso adelante en el bienestar organizacional


Tradicionalmente, la literatura de psicología se ha enfocado al tratamiento de la patología, al tratamiento de lo que es necesario curar, reparar lo que no funciona adecuadamente, por decirlo en un lenguaje más coloquial. La literatura gerencial – organizacional no escapa a esta realidad. Es más común encontrar referencias a la rotación de personal, absentismo, estrés laboral, conflictos interpersonales y la corrección de desviaciones del desempeño.
Marisa Salanova (2012) en el I Congreso Nacional de Psicología Positiva, realizado en Madrid presentó una data interesante. Entre  1911 y 2011 ha sido posible contabilizar 55.000 referencias al Estrés, 48.000 a temas relacionados a la Depresión, 1.933 al tema Felicidad y 136 a Engagemet, por citar un ejemplo. Es notorio observar que
la tendencia es y ha sido el resaltar el lado negativo de las situaciones como forma de abordarlas.

Si bien es cierto que “lo que está mal” es una parte de la realidad que no podemos obviar, también es cierto que no describe la totalidad de la misma. Así como es necesario atacar los problemas, también es cierto la importancia de crear condiciones para prevenir muchas de estas situaciones o bien para generar “amortiguadores” que permitan afrontar la adversidad, superarla y aprender de estas.
Desde esta perspectiva, la psicología conocida desde 1998 como psicología positiva no se enfoca en el estudio de la debilidad sino el estudio de las fortalezas, en la generación del bienestar personal y organizacional.
En este orden de ideas, Martin Seligman (2011), fundador de la psicología positiva en su libro “La vida que florece”, desarrolla un andamiaje teórico enfocado en el bienestar, cuyo objetivo central  es el florecimiento humano, la ruta hacia la mejor versión de nosotros mismos. El autor, plantea 5 elementos determinantes que las personas escogerían por el valor que tienen en si mismos para generar bienestar. Este modelo es conocido por el acrónimo de sus iniciales PERMA (en inglés).
Hablar de PERMA es hablar de Emociones Positivas (Positive Emotions), Entrega (Engagement), Relaciones (Relationship), Sentido (Meaning) y Logro (Achievement) y como eje transversal las fortalezas de carácter como palanca para la obtención de cada uno de tales elementos.

Emociones positivas, como elemento del bienestar consiste en generar respuestas con un grado de valor adaptativo que cuyo cultivo nos permita prevenir y tratar problemas generados a partir de las emociones negativas. En todos los ámbitos y especial en el ámbito organizacional, Bárbara Fredrickson (2009) ha demostrado que las emociones contribuyen a la solución de desarrollo, crecimiento y conexión social. Adicionalmente, amplia  el rango de  respuestas, lo que traduce  en una cantidad de respuestas ante diferentes retos, coadyuvando a la toma de mejores decisiones. Las personas que de manera voluntaria generan una emocionalidad positiva, son mejores percibidos en sus trabajos, presentan un mejor estado de salud, amplían nuestros recursos intelectuales, físicos y sociales.
Entrega refiere al involucramiento con una o varias actividades en la que la persona disfrute, implique reto, haya pérdida de la noción del tiempo y cuyos resultados produzcan satisfacción. Está en la búsqueda de las actividades (tanto de recreación como de índole laboral), que generen este estado de involucramiento con la tarea.
Relaciones en el modelo refiere a la importancia de las relaciones interpersonales, a las conexiones y grupos apoyo. Sucede al resaltar la importancia del “otro” en todos nuestros ámbitos. La importancia de la creación de sinergia en los grupos y equipos como fuente de bienestar y para el logro de los objetivos comunes.
Otro de los elementos del PERMA es el Sentido, a lo significativo de pertenecer y servir de a lo considerado más importante que nosotros mismos. El estar involucrado con las organizaciones a las cuales se pertenece (sean estas vinculadas a la comunidad o a la actividad laboral) y a sus objetivos y logros es una de las fuentes de bienestar. Refiere a la diferencia del albañil que coloca bloques y cemento en comparación al que realizando la misma actividad construye escuelas o catedrales. Está por tanto en manos de líderes y gerentes promover esté significado con las actividades realizadas y con la misión y visión de la organización.
Por último y no por ello menos importante, está el Logro. Está claro que los individuos persiguen el éxito en lo que hacen y esto en sí mismo es buscado por su motivación intrínseca. Sin embargo este “ganar” refiere al conseguir lo deseado de una manera virtuosa, al ganar “bonito”.
Esta nueva forma de observar la realidad constituye un reto para todo aquel que lidere o desee liderar personas en todos los ámbitos. El reto lo constituye generar o propiciar PERMA en las organizaciones. La proporción de artículos vinculados al bienestar organizacional ha venido en aumento y ya se encuentran en la literatura gerencial, casos de empresas a nivel mundial vinculando su éxito al generar condiciones que generen bienestar.
CY
­­­­­­­­­­­­­­­­­-------------------------------------------------------------------------
Referencias
·         Salanova, M. I need a hero! Organizaciones saludables y resilientes en tiempos de crisis. En memorias del  I Congreso de Psicología Positiva. San Lorenzo del Escorial, España (2012).
·         Fredrickson, B. (2009). Vida Positiva. Editorial Norma: Bogotá.
·         Seligman, M. (2011). Una vida que florece. Ediciones B: Madrid

1 comentario:

  1. Estudio Psicología Organizacional en la UTEL y cada empresa debe realizar un diagnóstico inicial, para tener un punto de partida definido.

    ResponderEliminar

Bienvenido Líder

Cada vez que entramos en el tema “liderazgo”, surgen preguntas similares. ¿Nace o se hace? Cómo identificarlo tempranamente o cómo hac...